El Pimp y la Neko... Y la Androide

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 16, 2013 7:26 pm

Habían salido de la tienda Nozomu y Jizz, ella llevaba ese hermoso traje de colegiala que acababan de comprar, Jizz por su lado manejaba ese auto deportivo morado, clásico de rudas de Oro, conduciendo por la ciudad, sin escolta, sin protección, entonces mientras conducía el monarca voltea un poco su rostro, mirando a la Androide a los ojos, claro esta, sin perder la vista del Camino y dice...

-Mi hermosa Nozomu... Iremos a casa, allí te daré todo lo que deseas, tendrás una habitación para ti sola, seras libre para ir a donde desees, ademas de que podrás mimarme y satisfacerme todo lo que yo desee Dijo el hombre riendo, simplemente andando mientras las luces de la ciudad se reflejaban en los vidrios del auto, personas en la calle mientras cada vez mas entraba en ese centro lleno de edificios y rascacielos... A lo lejos una torre enorme o mejor dicho 4 Torres, hermosas cada una de ellas, y en centro puentes que salen de ellas y guían a un quinto edificio que esta prácticamente flotando entre ellas como un milagro de la Arquitectura, corriendo acercándose a los monstruosos edificios que estaban en el horizonte dijo entonces el Pimp... Aquella es nuestro hogar, estamos llegando ya... Dentro conocerás a alguien muy especial mi Nozomu.

Tras unos segundos se veían algunos locales debajo de las torres, pero Jizz no siguió hacia ellos sino que cruzo, entrando en un túnel, el cual bajaba hacia un sótano, luego hacia otro y hacia otro, siguiendo por esa vía, iluminada artificialmente. Las medidas de seguridad eran muy fuertes y estrictas pero Jizz paso como si nada, pues claro, era el dueño del lugar, tras bajar bastante, entraron en un final sótano, lleno de todo tipo de autos lujosos y no tan lujosos, estacionados con luces bajo ellos y cordones de terciopelo, columnas en forma de mujeres cargando el techo habían en el enorme lugar, al que llegaron bajando cuatro pisos, una vez llegado estaciono el Auto frente a una enorme puerta dorada, con grabados preciosos y en el centro una "JSxxx" el Proxeneta rey se bajo solo, mientras Maids corrían a intentar abrir su puerta pero habían llegado tarde, el se había bajado, haciendo reverencias para disculparse, entonces Jizzy con una sonrisa dijo...

-Tranquilas... Yo me se bajar solo, pero sean corteses y bajen a mi nueva compañera, mi nueva Pet Nozomu... Mientras se acercaba también a la puerta del auto. Ven Hermosa... Por cierto, esa persona que espero conozcas es mi Pet, es una hermosa Neko y su nombre es Kisaki, sin duda se llevaran bien puesto a partir de ahora ambas son mis compañeras... Dijo mientras se abrían las hermosas puertas doradas tras el revelando una habitación-ascensor, con un minibar una cantinera, unos enormes sofás y una Maid operaria del ascensor. ¿Que opinaría Nozomu de Kisaki?... Hace un rato habían estado juntos y era ya su Pet, ¿Que opinaría de la primera Pet de su amo?. Y mas allá de eso este día no había visto a Kisaki, la había visto ayer tras ir a la Dulceria, pero esta mañana se paro muy temprano y se marcho... ¿Que opinaría de que su Amo trajera otra Pet?, era hora de ver por fin que sucedería.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 30, 2013 12:32 am

Una pequeña chica tumbada en una gran cama, en la habitación de su amo, con un libro entre sus manos, un manga, para ser más concretos. La chica aún llevaba puesto el uniforme del Koi College, aunque hacía ya varias horas que había vuelto de allí. Era extraño para ella, puesto que al despertarse, en la cama, estaba ella sola, y antes de salir de casa, aunque preguntó a las Maids, ninguna sabía decirle donde se encontraba su amo.

Kisaki se había pasado el día pensando en él, preocupada, ¿qué pasaría? ¿por qué se fue sin decirla nada? Dejó el libro encima de la cama, incorporándose, poniendose de rodillas, pero apoyandose en la cama, mirando por aquella vidriera como atardecía en la tan ajetreada ciudad. El sol, brillando, naranja, en el horizonte, tiñendo los cristales de los edificios cercanos, y dando con su luz en aquella vidriera, obligando a la chica a entrecerrar los ojos.

Había sido un día largo, cansado, y aburrido. Miró un reloj, ya era demasiado tarde, ¿cuando pensaba aparecer su amo? ¿se había olvidado de ella por completo? ¿Estaría con otra mujer? Kisaki se sonrojo al pensar en esto, un sentimiento extraño la recorría pensando aquello. ¿Celos? Se tumbó de golpe en la cama, tapándose la cara con la almohada, pensando en ella y en Jizzy. ¿Sentía "amor" hacia su amo? Cada vez que recordaba esos momentos a su lado su cara se enrojecía y no dejaba de sonreir como una idiota, ¿ella era consciente de esto?

Una Maid entró en la habitación, sobresaltándola y avisandola de que su amo había llegado. Kisaki se levantó de la cama, saliendo de la habitación y caminando por el pasillo, llegando a aquellas escaleras de la sala principal, bajando por ellas, mientras observaba al ascensor esperando a que se abriesen las puertas y poder abrazar a su amo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Miér Jun 12, 2013 5:19 pm

El día de compras había llegado a su fin afortunadamente para ella, aquel ambiente no había sido de su total agrado ya que estaba completamente fuera de su área de confort, personas ayudando a una androide creada para servir era algo que hasta ese momento no era capaz de procesar, se encontraba sentada a un costado de su amo mirando encantada las luces de la ciudad, después de haber vivido encerrada en un laboratorio y después en la tienda de mascota ver aquel juego de luces era algo que la llenaba de dicha.

-A casa… repitió para si misma era tan extraño escuchar esa palabra sin embargo sabía que con él tendría otro significado tal vez encontraría ese lugar que por mucho tiempo había estado buscando al final tendría un lugar al cual llamar hogar. Dejó de ver por la ventana para centrarse en su amo, lo miraba con una calidez que no sabía que podía reflejar – Eso me alegra, mimarlo y consentirlo es lo único que deseo Jizzy-san- dejó de ver por la ventana para centrarse en su amo, lo miraba con una calidez que no sabía que podía reflejar.

¿A alguien especial? ¿De quién se trata Jizzy-san? Preguntó mientras observaba el edificio que poco a poco se hacía más grande debido a la corta distancia a la que estaban de él, pasaron un par de tiendas mas terminando bajo tierra… -No estaba su hogar en la parte más alta Jizzy-san?- pregunto curiosa al ver como seguían y seguían descendiendo a través de extensos túneles que parecían no tener fin llegando finalmente a lo que parecía una exhibiciónde autos..¿Todos son suyos? Miro cada uno de ellos tan rápido como la velocidad del auto les permitía, el ver la carrocería ser iluminada por los reflectores era algo que le gustaba ya que los hacía brillar como si fuesen piedras preciosas, sin embargo aquel espectáculo apenas duró un par de minutos pues el auto se detuvo frente a un par de lujosas puertas con el nombre de su amo grabado en ellas. Las miro con suma atención tanta que le paso desapercibido el que su amo ya se había bajado del auto, sacudió un poco la cabeza cuando escucho el sonido de su puerta abrirse, para su sorpresa no había sido su amo quien la abriría si no un grupo de maids que de inmediato le saludaron tal y como ella lo hacía con Jizzy, aquello fue algo completamente extraño de nuevo tenía la sensación de que los papeles debían estar invertidos siendo ella quien les saludara cortésmente. Bajo del auto agradeciendo con una reverencia a las maids antes de entrar con su amo al elevador.

Tomo asiento sobre uno de los sofás mientras pensaba en lo último que le había dicho su amo..-¿Kisaki?.... ¿Su pet?... movía la cabeza de lado a lado tratando de darle significado a las palabras de su amo sin embargo por más que lo intentaba no lo lograba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Jue Jun 13, 2013 7:10 pm

Hizo algo de silencio una vez bajaron el lujo era lo que los rodeaba, cada pieza, cada rincón de la casa o del edificio mas bien era mas que todo un monumento al exceso, a la decadencia y Mr Suxxx disfrutaba eso mas que nada, excederse, por lo cual no fue hasta bajar del auto que respondió a su nueva Androide sus preguntas, dando un par de pasos los cuales resonaban tanto por el silencio y la acústica del lugar, como por los tacones, la suela de los zapatos del proxeneta, entonces abriendo sus manos como señalando todo el lugar, sonrió y dijo a Nozomu..

-Efectivamente mi capricho... Todo esto es mio, cada centímetro, cada bloque de estos rascacielos, cada milímetro es mio... Entonces con la punta de su bastón señalo los autos... Esos son míos también, son mi colección personal de autos clásicos, todos y cada uno de ellos son unas joyas, unas piezas inigualables de arquitectura e ingeniera... Pero no se comparan a la pieza mas hermosa... Dijo haciendo una pausa y caminando hacia el ascensor.

Una vez dentro la Maid de la barra le sirvió un vaso con el mejor licor y dos cubos de hielo, al tiempo que sin preguntar una de las Maids presiono un brillante botón... Y el ascensor comenzó a subir, mientras que el enorme proxeneta se dirigió a que su nueva Pet, sentándose a su lado, mientras bebía su licor, allí dijo...

-Si... Kisaki es mi Pet, ella es una Neko, es hermosa y de unas características muy singulares, es tan tierna y bella... Espero te lleves bien con ella Nozomu, después de todo tu también seras mi compañera a partir de ahora... Entonces se llevo su mano, la llena de ese gran numero de anillos preciosos y dijo... Digamos que es una especie de Sempai... Tu hermana mayor de alguna forma ya que te enseñara varias cosas de la casa, como es... Sus secretos, ademas varias cosas de como complacerme... Luego de estas palabras finales solo comenzó a reír, mientras el ascensor se detenía en el piso.

La Maid del ascensor anuncio que habían llegado a su piso, a la mansión, así que Jizz se levanto, estirando su mano a la chica para ayudarla a levantar... 

-Venga Miss... Iniciemos una nueva vida... Dijo mientras se abría poco a poco la puerta del ascensor... ¿Kisaki quizá?, estaba a tan solo segundos de que sus dos compañeras se encontraras, ¿que pensarían la una de la otra?, eso se estaba por averiguar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Vie Jun 14, 2013 7:29 am

Las puertas del ascensor se iban abriendo lentamente, mirando atenta, sonriendo, mirando y asimilando la silueta de su amo... ¿de su amo solo? Percibió a otro cuerpo a su lado, revelando a una mujer a su lado. ¿Una mujer cualquiera? No parecia eso... Era hermosa, Kisaki se quedó atónita, con la boca abierta, dejando de sonreir y sin decir ni una sola palabra, simplemente mirandola.

A continuación, dirigió la mirada a su amo, que lucía feliz... ¿tan feliz era sin ella? Sintió una pequeña punzada en el pecho, cerrando los puños de sus manos y llevandolos a su pecho. ¿Qué era ese sentimiento? ¿Qué significaba aquello? ¿Cómo debía reaccionar?

Su amo y aquella chica dieron unos pasos, saliendo del ascensor, a lo que esta respondió dando un paso hacia atrás, bajando las orejas y la mirada, sin decir nada o articular palabras. Miró disimulada a su amo, cuando tomó aire, conteniendose las ganas de llorar-. Bienvenido, Ji-sama...-Fingió una sonrisa, acercandose a ellos, quedando a escasos centímetros de su amo. Por lo general se habría puesto de puntillas y le habría dado un beso seguido de un abrazo, pero, pese a que eso era lo que más quería en ese momento, no lo hizo, volviendo a bajar la mirada y dirijiendola a Nozomu.

-¿Una invitada...?-dijo esperanzada, aunque la observó de arriba a abajo, temiendo que fuese una nueva pet, aunque lo deseara no podría cambiarlo. ¿O quizás era la novia de su amo? Ese nuevo pensamiento la aterró más, aferrándose a su pecho y manteniendo las orejas agachadas, fingiendo de nuevo aquella sonrisa-. Soy Kisaki, encantada... Soy la pet de Ji-sama...-después dirigió la mirada a este, para después agacharla y dar un paso hacia atrás, tapandose los ojos con el flequillo, sin saber que decir ni hacer.

¿Qué debía hacer en una situación como esa? ¿Por qué le dolía tanto?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Vie Jun 14, 2013 1:10 pm

El tiempo en el  ascensor se le hizo eterno a pesar de que solo pasaron un par de minutos  veía a la maid que lo operaba  y de reojo miraba a su amo tratando de imaginarse cómo sería Kisaki, con la información que le daba,  -Si Jizzy.san estoy segura que nos llevaremos bien-  la verdad es que eso ni ella lo sabía en la tienda de mascotas no se llevaba bien con otras pets pero quizá con Kisaki sería diferente. -¿Sempai? Parpadeó un par de veces confundida nunca antes había tenido un sempai mucho menos una hermana....solo amos… y personas a las que servir  no era algo a lo que estuviese acostumbrada y tal vez no resultaría como ella esperaba.

El ascensor por fin se detuvo tomó la mano de su amo para levantarse  acomodando su vestimenta antes de que las puertas se abrieran,  esperó a que Jizzy-san saliera saliendo ella detrás de él  quedando escondida un poco por el cuerpo de su amo. Escuchó una voz que se dirigía a Jizzy asumiendo que ella sería Kisaki inclinó la cabeza hacía un costado para mirarle, era tal y como su amo la había descrito, minutos después decidió salir por fin de detrás de su amo para verla mejor escuchó su presentación y ahora era su turno de corresponder aquella cortesía entrecruzó las manos dejándolas descansar frente a ella mientras le reverenciaba como parte de su saludo, después de todo estaba programada  de una manera muy particular


-Es un placer conocerte Kisaki… Mi nombre es Nozomu….La inexpresiva androide volvió a erguirse segundos después mirando curiosa a la neko frente a ella a pesar de que podía ver una sonrisa sobre su rostro el resto de su cuerpo daba otras señales que ella intentaba descifrar analizándola con cuidado. Movía su cabeza de lado a lado pensativa no sabía qué hacer miraba de reojo a su amo mientras sus manos se colocaban sobre su espalda.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 15, 2013 7:55 am

Al abrirse la puerta dorada brillante frente a el, dio un par de pasos con su sonrisa enorme colocada en sus labios, revelando sus dientes de oro ante el rostro de Kisaki, emocionado y alegre de verla, entonces tan solo dio un par de pasos frente a ella cuando noto toda la carga emocional que estaba junto a ella, sus preguntas, la pobre sin duda estaba pasando por algo. Jizz lo sabia, por eso dejo terminara sus preguntas, una vez hizo silencio la hermosa Neko, la bella Nozomu respondió presentándose... 

El proxeneta a todas estas espero Nozomu terminara de hablar para decir, con una sonrisa amigable y llevando su mano al rostro de Kisaki:

-Kisaki... Hermosa... Te presento a Nozomu, ella no es una invitada a nuestro hogar.... A partir de ahora bella mía, la Androide Nozomu sera parte de nuestro hogar... Es mi nueva Pet Dijo acariciando su rostro, de forma delicada. Sabia que esto a lo mejor seria muy fuerte para la pequeña. Esperaba que lo tomara de forma natural, de forma normal, pero quizá eso no sucedería. 

Luego dijo colocando su mano en el hombro también de Nozomu... 

-Miss Nozomu... Ella es Kisaki, es uno de mis ojos, a partir de ahora espero tu seas mi otro ojo... Espero puedan llevarse bien, para que en el hogar haya paz. Luego volteo a ver a Kisaki... Se que esto podrá ser fuerte, pero intentemos vivir los tres de forma correcta... Kisaki, puedes ayudar a Nozomu, orientándola, enseñándole mis gustos... Y se que también podrás aprender de ella... 

Luego hizo silencio, entre sus dos Pets, ¿Como reaccionarían?, ¿Que pasaría a a continuación?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 15, 2013 8:33 am

Levantó la mirada, notando la mano de su amo, mirándole fijamente, escuchando sus palabras, tal y como ella se temía. ¿Una nueva pet...? ¿Tan facil se había cansado de ella? Bajóla mirada de nuevo, intentando ocultar su reacción, mordiendose el labio. Puso su mano encima de la mano de Jizzy, cerrando los ojos fuerte, conteniendo las lágrimas. Miles de ideas pasaban por su mente, todas negativas, ajena a lo que seguía diciendo su amo, pero volvió a aquel mundo, levantando la cabeza, sonriendo, actuando de nuevo, al oir su nombre.

-¿Eh? Si, claro, pero... Hoy estoy muy cansada... Quizás mañana-. Sonrió, poniendo la otra mano también en la mano de su amo, apartandola de su cara. Aquellas caricias, por mucho que las deseara, lo único que hacían era incitarla a llorar y a expresar todos sus sentimientos-. Es... Algo tarde...-dio un paso para atrás, apartando la mirada-. Quizás Nozomu se encuentre algo incomoda conmigo, mañana intimidaremos más, Ji-sama, ahora cenemos los tres, ¿está bien?


Levantó de nuevo la mirada, observando a Nozomu. ¿Qué sentía hacia ella? Eran muchos sentimientos, pero quizás, el más importante, el que le estaba "robando" a su amo. ¿Qué tenía ella que no tuviese? Hinchó un poco sus mofletes, para después dejar salir el aire observando a Jizzy. Sabía que no podía mentirle, sabía que sus ojos la delatarían, aguados, al igual que su color. Sonrió levemente, esta vez sinceramente, pensando en el buen tiempo que habían pasado ellos solos. A partir de ese momento, todo cambiaría, eso estaba más que claro.


Se giró al instante en el que notó como una lágrima brotaba de sus ojos, y frotándoselo disimuladamente, caminó de espaldas a ellos, llamando a una maid para preparar la cena. ¿Se habría percatado de eso? Simplemente esperaba que no. Se giró, sonriendo, señalando a una parte de la casa-. Voy al baño, ahora mismo vuelvo~

Necesitaba descargarse, si iba a aguantar toda la noche así, no podía permitirse derramar una lágrima más delante de su amo. No quería hacerse la "victima" ni llamar la atención, simplemente necesitaba asimilar la situación, asimilar que tenía una rival que la daba mil vueltas, y que nunca la podría superar; que, simplemente, había perdido una batalla que aun no había ni empezado.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Pimp y la Neko... Y la Androide

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.